Temblad, ya están aquí los Okupas del siglo XXI!!!

Loading...
Loading...

Pues sí queridas lectoras, temblad y acojonaos pues ya están aquí los okupas del siglo XXI. Con fuerza y poderío; con la bendición de Dios y el Consejo General del Poder Judicial.

Su especialidad: plazas públicas, altos tribunales, pazos gallegos y monumentos fascistas. Pero analicemos uno por uno estos nuevos perfiles de OKUPAS que tanto acojonan a vecinos y vecinas:

CONSEJO GENERAL DEL PODER JUDICIAL: Un grupo de jueces a los que nadie ha elegido democráticamente y que okupan su puesto aupados por los partidos que conforman las dos cámaras de las Cortes (en los países democráticos son elegidos en las urnas). Actualmente continuan mandando los que fueron elegidos por Rajoy. Pese a haber caducado su mandato y no representar la nueva mayoría del Congreso. Actualmente continúan poniendo y quitando jueces. Esos que luego desestiman algunos casos de corrupción o que no son capaces de averiguar quien se esconde tras el seudónimo M.Rajoy. «La justicia es ciega, pero el CGPJ tiene ojos en todas partes». Temblad ante «La Toga que mece la cuna».

Loading...

LA SANTA MADRE IGLESIA: Su poderío se enraíza en lo más profundo de la Edad Media, Inquisición mediante. A fuerza de fogatas purificadoras ha conseguido perpetuarse en el poder, ya sea llevando bajo palio a dictadores sanguinarios o dando el tiro de gracia en fusilamientos. Desde la famosa ley de inmatriculaciones propiciada por Aznar, estos amigos de lo ajeno se han hecho con inmuebles, parques, jardines y plazas públicas que lindaban con sus templos de culto. Ahora el gobierno amenaza tímidamente con cobrarles impuestos por sus bienes (como a todo hijo de vecino), mientras ellos se rebelan al grito de «Un desalojo, otra inmatriculación» amenazando con inmatricular las casas de apuestas, los bares, los clubs de alterne y hasta la máxima institución que los representa: las Cortes. Ya sabes vecina: «Cuando veas una sotana pasar, la puerta de tu casa habrás de vigilar».

LA FAMILIA FRANCO: Esta familia viene okupando desde el siglo pasado. Su patriarca, el dictador, okupó desde su muerte, en 1975 hasta el 2019, el Valle de los Caídos. A la cantidad de piedra que se utilizó en dicho monumento, sólo la supera la cantidad de mala hostia y mal gusto de sus creadores. Además, su familia okupa también el Pazo de Meirás, un verdadero palacio en la provincia de A Coruña. Recientemente un tribunal gallego ha tenido la desfachatez de sentenciar que dicho pazo pertenece al Estado y no a la familia que se sirvió de éste para amasar una cuantiosa fortuna. Los descendientes del dictador han salido a la palestra entre gomina, lacitos, pololos y olor a naftalina para reclamar una herencia que les pertenece por real derecho de conquista adquirido en 1939. Reaccionan al grito de «Una, Grande y Okupada» y «Un desalojo, otro golpe militar».

Loading...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies